X

Reservar

Para los mas pequenos existen una infinidad de juegos esparcidos por todo el club: Laberintos, casitas, carrousel, piscina de pelotas, etc.

Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

Trucos para montar a caballo

Hace siglos atrás, el hombre y los caballos siempre se han caracterizado por tener una estrecha relación, con beneficios para ambos. Su utilidad tenía fines productivos y comerciales, en su mayoría. Actualmente, los vínculos que tenemos con los equinos son, generalmente, por fines de ocio y entretenimiento. Montar a caballo es, actualmente, uno de los mejores pasatiempos cuando uno suele visitar el campo y necesita desestresarse.

Es probable que, hayas oído sobre el tema frases como “necesitas experiencia para hacerlo” o “debes llevar distintas clases con profesores especializados”. No obstante, empieza a despreocuparte y estar atenta de todos los consejos que te brindamos en el post.

Según Nuria Gómez, terapeuta de la Asociación Equinoterapia, lo que diferencia de este deporte de las demás disciplinas es la interacción con el animal. Esto, la hace en una actividad más atractiva que las demás. Asimismo, el montar a caballo nos brinda diversos beneficios a nivel físico y psicológico en nuestra vida.

Debido a ello, el Club de la Marina de Guerra del Perú en Chosica, hemos seleccionado los mejores trucos que te ayudarán a aprender a montar a caballo con facilidad.

¿Edad adecuada?

Durante el trayecto a recorrer, es cierto que la mayor parte del trabajo recae del lado del caballo. Pero este, por ser un animal, no estará siempre dispuesto a recibir nuestras órdenes y podría, mostrar signos de rebeldía.

Frente a ello, la edad mínima recomendada para montar a caballo es la de 8 a 9 años. Además, no debes olvidar que, para los más pequeños, se debe contar con las mayores condiciones de seguridad a disposición.

Olvídate del miedo

El peor enemigo en estos casos, especialmente las primeras veces, es el nerviosismo que puedas sentir. Al estar inquietos podemos realizar movimientos inadecuados o, mostrarnos demasiado rígidos. De esta forma, nos será más complicado establecer un vínculo con el animal.

Debes confiar en que nada pasará y mostrar seguridad, respira hondo y deja fluir la química con el caballo.

Cero agresividad

Debes tener en cuenta que la fuerza y carácter de un caballo te obligarán a que tengas firmeza en tus movimientos y te impongas con frecuencia. Pero esto no justifica, en lo absoluto, alguna muestra de violencia o sufrimiento hacia él.

Utiliza casco y montura del caballo

Si prevenir algún accidente quieres, utilizar todas las herramientas adecuadas debes.

Para ello, tienes que utilizar un casco que proteja tu cabeza. Recuerda que la mayoría de los accidentes a caballo producen golpes en la cabeza que podrían prevenirse con el casco.

Si así lo deseas, es aconsejable el uso de algún chaleco de protección del torso y botas antidelizantes. Además, no olvides la correcta colocación de la silla de montar.

Prepárate para alguna reacción inesperada

El caballo, debido a que es un ser irracional, puede reaccionar en cualquier situación, de modo inesperado.

A razón de esto, debes estar preparado para prestar atención a sus movimientos, observarlo, comprenderlo y reaccionar adecuadamente.

¿Cómo debo ubicarme al montar a caballo?

Te recomendamos que, antes de subir al caballo, crees un pequeño vínculo con él. Puedes acariciarlo y peinarlo, para que así este entre más en confianza.

Para subir, trata de emplear un bloque de montar, así la subida se te hará más sencilla. Luego de subir debes obtener una posición correcta y equilibrada.

Tu cuerpo debe estar relajado sobre la montura y dibujar una línea recta a lo largo de la oreja, hombro, cadera y talón. De esta manera mantendrás el equilibrio de forma adecuada.

Respecto a tus piernas, las articulaciones de las rodillas y tobillos deben estar relajadas. Ello porque, las piernas se encargarán de amortiguar algún movimiento brusco de tu cuerpo, tras los movimientos del caballo. Por ello, debes colocar la puntera dentro del estribo, con el talón hacia abajo y las piernas hacia dentro, sin girarlas. No olvides mantener las rodillas dobladas en el cuerpo del caballo.

Por último, debes sujetar las riendas firmemente con ambas manos y agarrarlas en un puño, dejando que el lazo mire hacia arriba. Esta es la forma en la que nos contactamos con la boca del caballo desde nuestra posición. Sé cuidadoso con ellas.

Esperamos que estos trucos para aprender a montar a caballo sean de gran ayuda para ti. Recuerda que nos encontramos acondicionando nuestros centros campestres en Chosica para que vengas con tu familia y practiques este pasatiempo con los diversos caballos con los que contamos. Si deseas información sobre la reapertura del Club de la Marina de Guerra del Perú en Chosica, llama a los teléfonos (01) 361-4336 / 997235937 / 984608640. ¡Te esperamos!

Ultimos Post

VER UBICACIÓN